Soluciones GBH

Dejarse asesorar es importante; hay que entender los problemas antes de darles solución

Comentar
web-consulting

Día a día recibimos clientes que tienen diferentes necesidades y problemas. Muchos de ellos ya tienen una idea de la solución que quieren implementar y sencillamente estructuran nuestra conversación inicial sobre una solución que tienen en mente. Más de uno de nuestros clientes llega con la idea de integrar un plugin o poner a funcionar una u otra herramienta. “Yo quiero un software que haga esto” “Quiero que mi página haga esto”.

Se sorprenden cuando después de escuchar lo que tienen que decir les pregunto:

  • ¿Cuál es el problema?
  • ¿Qué situación es la que está pasando en su empresa, negocio o emprendimiento?
  • ¿Cuál la intención de su producto?

Tomarse esa pausa es importante como desarrollador de soluciones, pues es un grave error el de tomar las soluciones mencionadas por los clientes y basar sus presupuestos en dichos planteamientos. No quiero con esto decir, ignoremos al cliente sino que al inicio de la conversación nos debemos concentrar en capturar y conocer el problema para asistir a identificar cuál es la solución que más conviene; tomando en cuenta las restricciones que tenga el cliente de tiempo y presupuesto.

Como dice nuestro Director Creativo, Rafael Araujo, hay que aplicar inteligencia desobediente. Este simple dicho lo que quiere decir es que debemos complacer a nuestros clientes pero tenemos que ser un poco rebeldes para orientarlos adecuadamente hasta dar con lo que necesitan.

El ejemplo

Recientemente nos llego un cliente que le gusta jugar con la tecnología. Este cliente llegó con la solución armada, diciendo que plugins de WordPress quería usar y hasta diciendo como deberíamos de unificarlos. Apreciando el esfuerzo hecho por él, le dije que antes de decidirnos por una tecnología teníamos que entender bien las necesidades de él y sus usuarios. De esa forma encontraríamos si la tecnología era la adecuada para las necesidades que su producto requería. En muchas conversaciones volvió el tema de la solución (WordPress y plugins); sin embargo, lo orientamos para que él (el cliente) entendiera que era importante el discutir primero el problema y entonces, con conocimiento de nosotros como equipo, plantear la solución.

Al final, terminamos utilizando la solución de WordPress como la opción pero después que tanto nosotros como él estuviésemos de acuerdo en que esa era la vía adecuada para llegar a lo que necesitaba.

Etiquetas

Emprendedor apasionado. Soy familiar y confiable. Me encanta la web, el desarrollo de software, resolver problemas difíciles, la comunicación, trabajar en equipo y el mercadeo en internet. No me agradan los irresponsables, los corruptos y los aprovechados.
Volver arriba